Entrevista en vivo a Darío Adanti

La Cháchara es un espacio de encuentro en el que mediante el entretenimiento y un lenguaje sencillo, se busca aproximar a una verdad en torno a la cultura con fines educativos e informativos tomando como referencia las ciencias sociales, propiciando el contacto directo y real entre el público y el artista.  

En el mes de junio, se encontró una nueva oportunidad para chacharear en el Café La Palma; el escenario se convirtió, prácticamente, en un altar religioso, con la Biblia Negra de Mongolia en el centro, rodeada de velones y ejemplares en miniatura de esta revista satírica. Darío Adanti, uno de sus fundadores, fue el invitado de la tercera edición, en una noche donde reinaron las carcajadas.

«Lo políticamente correcto: ¿vaticinio de una dictadura moral?» como premisa de una conversación en la que se debatió el impacto de este término en la sociedad contemporánea. ¿Acaso es posible que los ideales ligados a la denominada conciencia global puedan convertirse en un terreno donde ganen la susceptibilidad y la prohibición? Estas y otras interrogantes fueron respondidas, partiendo de la revisión histórica del concepto hasta de los hechos más recientes que constatan cómo la censura se apodera de ciertos discursos, así como la contradicción ideológica. 

En un ambiente ideal para charlar, con la mirada de las personas fijas en la tarima, Darío Adanti compartió sus anécdotas y experiencias en la revista Mongolia, para referir casos de los sectores más susceptibles a la crítica y la sátira, defendiendo el derecho a insultar y reírse de sí mismos. En ese sentido, explicó cuál es el papel del humor en la sociedad: no tiene límites, sobre todo, cuando de «atacar» al poder se trata. «Los políticos sí deberían ser correctos, los humoristas no».

Así, entre risas y chistes, se desarrolló la entrevista, a cargo de la periodista María Laura Padrón. El evento, además, estuvo dinamizado por el actor y experto en improvisación Ernesto Zuazo, quien propició la participación del público en dos actividades. Una de ellas consistía en inventar el titular ficticio de la revista y la otra a hacer una descripción cómica del protagonista de la velada, quien cabe destacar es caricaturista, ilustrador e historietista. Los ganadores recibieron un ejemplar de la Biblia Negra, publicación más reciente. 

Los medios Diario 16 y Luz Cultural publicaron la nota de prensa del evento con Darío Adanti. En el blog de Transeúnte está la entrevista escrita por Luis Felipe Hernández. 

Fotografías: Kala Madriz.