Mismo concepto, mismo lugar: La Cháchara volvió a llevarse a cabo en el Café La Palma, esta vez para hablar sobre la dignificación del oficio de ilustrar, con la artista Sara Morante, autora del cartel de la 78ª edición de la Feria del Libro de Madrid. 

En un contexto de boom de la ilustración gracias a la difusión, visibilidad y reconocimiento a través de las redes sociales, ofreció su visión en torno a esta actividad artística, que también sucumbe ante la inestabilidad económica que prima en otras áreas. 

¿Qué aporta la ilustración al mercado laboral en España? ¿Es posible encontrar un espacio frente a la competencia? ¿Hay oportunidades de vivir de este arte o necesario compaginarlo con otros trabajos para poder pagar las cuentas? fueron algunas de las interrogantes respondidas a lo largo de la entrevista, a cargo de la periodista María Laura Padrón. 

La invitada, que desde hace más de diez años asumió esta profesión como forma de vida, instó a todas las personas que se dedican al arte, en sus distintas manifestaciones, a exigir, desde el principio, respeto por el trabajo que se realiza. A pesar de las dificultades propias de un sector precarizado, aseguró que es importante diversificar en áreas complementarias.

Cabe destacar que por su obra recibió el Premio Nacional de Arte Joven, categoría ilustración, del Gobierno de Cantabria en el año 2008, y sus trabajos han sido seleccionados y expuestos en el IV Premio Nacional de Litografía Ciudad de Gijón 09, Inmersiones 09 y Espacio Zuloa de Vitoria. Contó que estos reconocimientos, precisamente, han contribuido en poco a poco hacerse un nombre dentro de la variedad.

Con soltura y frescura, conectó con las personas a través de sus anécdotas, pues había quienes se identificaban con sus posturas. El público intervino en la conversación, especialmente compartiendo experiencias de sus propias propuestas artísticas y de la decisión de optar «hacer lo que se ama» , sorteando los inconvenientes. 

El intercambio de opiniones e ideas continuó más allá del evento, pues se generó un espacio de networking entre copas y aperitivos. También, las personas participaron en el sorteo de una ilustración de Sara Morante. En definitiva, La Cháchara pasó a ser más que una conversación bilateral, y tal como se plantea entre sus objetivos, permitió que otras veces se escucharan, algo que fue agradecido llegado el final. 

La actividad fue difundida en el diario ABC y en Luz Cultural. La entrevista puede leerse en la web de Culturetas

Fotografías: Kala Madriz.